A todos nos gusta estrenar alguna vez, y si no que se lo digan a esos segundos hermanos que no les queda otra que heredar todo lo que a su hermano mayor o primo se le ha quedado pequeño. Creo que en realidad son las personas que más anhelan estrenar ya que muy pocas veces en su vida han podido tener algo nuevo para ellos. En todas las casas ha sucedido lo que relato ya que bien por no tener muchos recursos o porque la ropa se quedaba prácticamente nueva a los hermanos pequeños era a los que les tocaba ponérsela algún tiempo después. Hay quienes tenían la suerte de no coincidir la temporada con la ropa y se libraban sin más o quienes por suerte para ellos su hermano mayor era una chica o por el contrario un chico. Con el paso de los años las cosas han ido cambiando mucho, quienes hemos vivido en la época de los ochenta nos damos cuenta en la manera en la que hemos evolucionado aunque en realidad ha sido gracias a la tecnología porque en muchos sentidos hemos retrocedido para atrás como los cangrejos.

Me refiero a las malas gestiones de nuestro gobierno donde nos hemos visto obligados a la segunda mano sin más, el hecho de no tener muchos recursos económicos ha hecho que muchas personas no tuvieran más remedio que conformarse con las migajas de otros, puede que suene hasta mal, pero por desgracia es la pura realidad. Es por eso que no debemos renunciar a lo nuevo, basta ya de hacernos creer que es mucho más caro, evidentemente no nos puede costar como algo usado  y claro los precios más bajos llaman mucho la atención sobre todo  a esa persona que tiene dos hijos y debe conformarlos a ambos. Pero hoy en día aunque intenten convencernos de lo contrario vemos que conseguir por ejemplo para quienes les gustan los coches un recambio coche online por un precio económico no es difícil en absoluto. Por eso si tienes un coche al que quieres tunear pero no quieres ni por asomo recambios de desguace, apuesta por los recambios originales que puedes encontrar de manera online, donde gracias a la falta de intermediarios pueden poner precios más asequibles y hacernos ver que no tenemos porque conformarnos con la segunda mano ni ser los que hereden por narices lo que otros ya no quieren.